Visiones en las llamas (parte 5)

¡Banderizos, seguimos con nuestro análisis de los cambios que están por llegar con la actualización 1.5 de Canción de hielo y fuego: El juego de miniaturas!

Antes de continuar, por favor, repasad las tres noticias anteriores de esta serie para haceros una idea general de lo que estamos haciendo:

En esta noticia, vamos a echar un vistazo a otro conjunto de tres unidades y Vínculos a los que se han aplicado cambios en la actualización 1.5. A decir verdad, la suma de los ejemplos que vamos a explicar aquí y los ejemplos tratados en anteriores noticias representa una buena parte de los cambios que se han aplicado en Vínculos y unidades. Como ya dijimos en otras ocasiones, las actualizaciones de Vínculos y unidades tienen como principal objetivo revitalizar algunas opciones que simplemente no estaban cumpliendo todas las expectativas puestas en ellas, ya fuese en cuanto a su uso o en cuanto a su valor en general. Hay algún que otro caso en que los ajustes se aplicaron para paliar un rendimiento excesivamente bueno, pero son muy pocos debido a su excepcionalidad. Dicho esto, entremos en faena.

Los Alabarderos Lannisters

Desde su lanzamiento, los Alabarderos Lannister no han tenido las cosas precisamente fáciles, aunque no ha sido por su culpa. Estaban destinados a cumplir una función de elemento controlador de objetivos principales y áreas críticas del Campo de batalla, pero manteniendo al mismo tiempo un toque ofensivo. Sin embargo, tienen el problema de que compiten en las tareas de defensa con los Guardias Lannister (acompañados de un Capitán de los Guardias) por el mismo coste en puntos y en las tareas ofensivas con los Hombres de la Montaña de la Casa Clegane.

En la actualización 1.5, hemos mejorado ligeramente la dignidad de sus atributos aumentando sus dados de Ataque de 7/7/3 a 8/8/4, con lo que se potencia su función de unidad de «combate sostenido». Además, les hemos levantado un poco la Moral pasándosela de «7» a «6». Vale que los Lannister no es que se caractericen precisamente por tener la mejor de las morales, pero esto representa que los Alabarderos cuentan con un entrenamiento «mejor que el de los Guardias» a la hora de combatir en formación.

Por último, las nuevas reglas aplicables a las Cargas y la forma en que se traban las unidades han aportado cierta «mejora disimulada» a los Alabarderos debido a que, en general, tales reglas hacen que resulte un poco más difícil conseguir atacar por los flancos. En realidad, este cambio en las reglas implica un mayor incremento de sus aptitudes de combate que las mejoras de atributos antes explicadas; sin embargo, también es cierto que se trata de una mejora sutil, de ahí que aprovechemos para ponerla de relieve aquí.

Las chicas del bastardo

Las Chicas del bastardo son un caso muy particular, ya que cualquier mejora que se aplique a esta unidad tiene que ponderarse con cuidado, más que nada debido a la naturaleza híbrida de su funcionamiento real. Dado que es una unidad de tipo «multiusos», casi ninguno de sus aspectos puede alterarse sin que ello implique la alteración de otro de sus aspectos. En manos de un jugador experimentado, las Chicas pueden llegar a hacer mucho daño; sin embargo, mal utilizadas, también es posible que se evaporen en un santiamén sin haber hecho gran cosa. Aunque puede decirse eso mismo de muchas unidades, cuando se contrapone el riesgo de no usarlas adecuadamente a los beneficios de darles un uso correcto, el resultado está más escorado hacia uno de los lados de lo que nos gustaría.

Teniendo en cuenta todo lo dicho, hemos mejorado a las Chicas añadiendo «Feroz» a su Ataque cuerpo a cuerpo (no en vano son una panda de adiestradores sádicos y perros de ataque). Esto no solamente incrementa su potencial, sino que también realza aún más en ellas el rasgo característico de la Casa Bolton, a saber: espantar al enemigo hasta la muerte.

Otra ligera modificación que hemos hecho en la carta de la unidad mientras trabajábamos en ella ha sido cambiar el nombre de su orden «¡Atacad, chicas!» por «Asalto a distancia». Esto no es más que un pequeño detalle y, en realidad, el único motivo de haberlo llevado a cabo es por una cuestión de coherencia: las capacidades que hacen lo mismo deberían llamarse de la misma manera; así que, dado que esta capacidad ya existe en otras unidades, quisimos normalizar su denominación.

Gran Jon Umber

Gran Jon ha sido víctima de la «maldición de los 3 puntos» que se propagó entre algunos de los primeros Vínculos. Aunque es poderoso, cuando te acercas al nivel de 3 puntos, un Vínculo debe dar miedo y su aportación a la unidad debe ser considerable. Si bien una posible opción sería reducir su valor en puntos, a veces eso puede llevar a la situación contraria; es decir, que sus capacidades resulten demasiado poderosas para un valor en puntos tan bajo. Es más, en el caso de Gran Jon, aunque su capacidad daba mucho miedo, tenía un uso muy específico y limitado dentro del ejército Stark, de ahí que las unidades de su propia Casa no hiciesen el mejor uso posible de ella. No hay duda de que las repeticiones de tirada son buenas en todos los casos, pero hay formas alternativas de conseguirlas (principalmente, mediante acciones de Carga) y, además, la segunda parte de su efecto no es que sea de gran utilidad para los Berserkers (que ya tienen «Ensañamiento») ni para los Grandes hachas, cuyo ataque principal no permite hacer tiradas de Defensa desde el primer momento.

Esto relegó a Gran Jon a ser usado de forma ocasional en alguna unidad de Espadas juramentadas, donde combina francamente bien con la capacidad «Furia de los Stark»… a un coste de 2D3 Heridas para la unidad. Un alto precio que pagar y que se suma al también alto precio de 3 puntos que cuesta añadirlo a la unidad.

Dicho esto, queríamos mantener en Gran Jon la característica agresividad de los Umber (y, en general, de los Stark) sin complicarlo más de la cuenta; por tanto, le dimos la capacidad de orden «Barrer», una de las capacidades ofensivas más devastadoras del juego y que, además, era un lujo que los Stark no podían permitirse. Con este cambio, la furia desatada de la Casa Umber ahora puede infundir terror en tus enemigos a medida que arrasa el campo de batalla como la leal fuerza norteña que es. ¿Que te gusta ir a la ofensiva? ¡Pues toma dos tazas!

Y con esto, leales banderizos, terminamos nuestro análisis por el momento. La próxima vez os detallaremos uno de los cambios que la actualización 1.5 ha aplicado en las mecánicas básicas del juego y esa será la última noticia de esta serie antes de la publicación oficial de la versión 1.5 de las reglas. ¡Estamos seguros de que no querréis perdéroslo, así que hasta entonces!