Nuevas aventuras en el universo Munchkin

Cuando juegas a Munchkin o a cualquiera de sus spin offs es imposible evitar que cada partida acabe contando una historia: Nuestra progresión a lo largo de incontables habitaciones de una mazmorra, el avance a través de los niveles y la codiciosa adquisición de todo tipo de tesoros y objetos mágicos no dejan de ser una versión light de una campaña de rol enloquecida en la que todos los personajes son terribles personas que serían capaces de matar a su madre a cambio de una espada flamígera.

Si a eso le sumamos que el arte del juego es perfectamente reconocible en cualquiera de sus expansiones y que es capaz de transportarnos a los diferentes mundos de fantasía y ciencia ficción que parodia sin dejar de hacernos reír, muchos lo teníamos claro: Tarde o temprano, Munchkin acabaría siendo un comic.

Y aunque nos cae fatal la gente que dice “Te lo dije”, pero te lo dije… ¡Ese momento ha llegado! Por fin se publican en nuestro país los dos primeros tomos de los comics de Munchkin, una adaptación que conserva intactos su sentido del humor, sus altas dosis de cómica violencia y sobre todo el espíritu original de Munchkin: Todo vale para saquear el tesoro.

A través de divertidísimas historias cortas, iremos visitando diferentes rincones del universo Munchkin y conociendo a algunos de los alocados personajes que lo habitan, como Dave el joven estudiante que no sabe que hacer con su futuro (y mientras tanto saquea mazmorras), unos disparatados investigadores de los Mitos o incluso monstruos tan enternecedores (y peligrosos) como la Nariz Flotante.

Pero si tenemos que destacar alguna de nuestras historias favoritas de estos comics de Munchkin, sin duda elegimos las aventuras de Spyke y Flor, “mascotas” del juego y munchkins arquetípicos empeñados en obtener la mayor cantidad de loot con el mínimo esfuerzo… Aunque si hay que esforzarse y barrer a todo un ecosistema de monstruos de una mazmorra están encantados de hacerlo, ojo.

Además, los comics de Munchkin incluyen una sorpresa muy especial para los fanáticos del juego: Cinco cartas exclusivas que podrás incluir en tus partidas para sorprender a propios y extraños y, por supuesto, acabar con ellos para quedarte con sus posesiones.

Los comics de Munchkin son el complemento perfecto para esos tiempos muertos entre partidas  en los que no estás matando monstruos. Nadie dijo que la vida de un buen munchkin fuera fácil, pero al menos ahora es mucho más entretenida.