Los fundamentos del bucle

El paisaje está salpicado de máquinas y despojos metálicos conectados de diversas maneras al complejo. En el horizonte se alzan las torres de refrigeración, colosales y omnipresentes, con sus luces verdes de señalización. Si pegas la oreja al suelo, puedes oír los latidos del Bucle: es el ronroneo del Gravitrón, la pieza central de la mágica ingeniería en torno a la cual se realizaron los experimentos del Bucle.