Legión 101: Mecánica del juego Parte 1

Una vez que Kevin ya ha hecho la introducción a Legión 101 y te ha iniciado en el hobby de pintar miniaturas para Star Wars: Legión, ahora toca repasar la mecánica del juego. Los cuatro temas que queremos repasar hoy son los requisitos del ejército, el terreno, la definición del campo de batalla y el despliegue.

Requisitos para tu ejército

En una partida estándar de Star Wars: Legión, creas un ejército compuesto por unidades que tiene una serie de requisitos y restricciones. Para empezar, tienes 800 puntos que puedes gastar en las unidades de tu ejército. Para gastar esos 800 puntos, tienes que seguir las pautas que se muestran a continuación extraídas de la Guía de Referencia:

Como puedes ver, para crear una lista legal estándar debes incluir determinadas unidades en tu ejército. Tiene que haber un comandante y tres unidades de tropa. Una vez que hayas cumplido con esos requisitos, ¡puedes construir el resto de la lista a tu gusto! Star Wars: Legión es el perfecto ejemplo de un juego que permite que la creación de tu ejército sea definida por ti y por cómo quieras jugar. ¡Piensa en todas las estupendas unidades que puedes poner en una lista y déjate llevar por el espíritu de Star Wars!

Cuando pienso en el Imperio me vienen a la mente Darth Vader, Boba Fett, los Soldados de asalto y la Guardia Real del Emperador. ¡O tal vez quieras ejercer la Resistencia al Imperio y contar con Luke Skywalker, la General Leia Organa, Chewbacca y los Soldados rebeldes para devolver la paz a la galaxia! ¡Quizás hayas comprado las nuevas facciones de las Guerras Clon y quieras llevar al General Kenobi o al Conde Dooku al campo de batalla! ¡No importa con qué facción quieras jugar, Star Wars: Legión es un juego de objetivos basado en ejércitos de infantería y el ejército que decidas desplegar será el principal componente clave!

Terreno

Ahora que has puesto en pie tu propio ejército, tenemos que echar un vistazo al campo de batalla en el que tendrá que luchar. En cada batalla el terreno en el que se despliega tu ejército presenta diferentes desafíos y oportunidades. En un campo de batalla de Star Wars: Legión puede tener cabida casi todo lo que quieras añadir: desde árboles para maquetas de trenes hasta simples bloques de madera. De hecho, incluso puedes construir tu propio terreno personalizado con materiales de manualidades o de modelismo para añadir tu toque personal a los campos de batalla. Elijas lo que elijas, el terreno en el que luches puede afectar a tu ejército de varias maneras. En primer lugar, les puede proporcionar una valiosa cobertura tras la que pueden resguardarse del fuego enemigo. Sin embargo esa misma cobertura también puede obstaculizar el movimiento de tus unidades, impidiendo que alcancen sus objetivos con rapidez.

Dado que se pueden añadir tantos tipos de terreno al campo de batalla, es importante que tú y tu adversario os pongáis de acuerdo sobre los efectos exactos que tiene cada tipo de terreno antes de empezar. Si tienes alguna duda sobre el terreno no dejes de consultar la Guía de Referencia de Star Wars: Legión aquí. En esa guía puedes hacerte mejor idea de cómo determinar los efectos de cada tipo de terreno.

Una vez que tus efectivos entren en combate, harán algo más que dispararse unos a otros. El terreno que elijas también determinará la forma en que se enfrenten a sus objetivos. A continuación, echaremos un vistazo a la definición del campo de batalla.

Definir el campo de batalla

Tienes preparado tu ejército de 800 puntos. Tienes a un amigo con su ejército de 800 puntos también preparado. ¿Qué es lo siguiente? ¡Montar el campo de batalla (a veces también conocido como mapa)!

Como puedes ver en las imágenes de la Guía de referencia, hay determinadas maneras de definir el terreno del campo de batalla. Por ejemplo, las barricadas que vienen con la Caja básica y que suelen encontrarse en casi todos los campos de batalla de Star Wars: Legión, siempre se consideran cobertura densa. Por supuesto, también puedes tener algún terreno de cobertura ligera a lo largo del campo de batalla, y quizás algunos objetos grandes como árboles y edificios. Tal vez tu tablero de juego tenga algún tipo de arroyo o río que podría ser un terreno potencialmente difícil. ¡Menciono todas estas posibilidades porque el campo de batalla es definido y construido por vosotros, los jugadores! Cuando el terreno esté totalmente preparado, tú y tu adversario os tendréis que embarcar en una discusión amistosa sobre el campo de batalla para definir las piezas del terreno. ¡Pero es tan sencillo que hasta un Wampa podría hacerlo!

Además de definir el terreno, también están las cartas de Batalla. Tu Caja básica viene con 4 cartas para cada categoría: cartas de Condición, cartas de Objetivo y cartas de Despliegue. El jugador que empieza separa las cartas por tipo, las baraja y pone tres de cada tipo boca abajo sobre la mesa. Una vez que las cartas estén en su lugar, hay que darles la vuelta y ver las opciones que presentan. El jugador que comienza tiene el primer “veto”, eliminando la carta más a la izquierda de la categoría que elija. Una vez que cada jugador haya decidido sus dos vetos, llega el momento del despliegue. A continuación puedes ver un ejemplo perfecto de cómo funciona la definición del campo de batalla:

Despliegue

El último paso antes de que comience la partida es el despliegue que vamos a explicar brevemente con las cartas de Batalla del escenario de esta imagen. El Objetivo es “Atravesar las líneas enemigas” y tenemos Condiciones favorables. El Despliegue en este escenario resulta ser “Líneas de batalla”:

Como puedes ver tanto en la sección azul como en la roja, hay un pequeño círculo con el número 1 dentro. En tu Caja básica, encontrarás una regla de alcance. Una sección de una regla de alcance mide una distancia que denominamos “Alcance 1”. Teniendo esto en cuenta, ahora puedes ver que tu zona de despliegue se extiende a lo largo de toda la longitud de la mesa y desde el borde de la mesa hacia el interior hasta una distancia de “Alcance 1”. “Líneas de Batalla” es una carta de Despliegue simple para empezar a entender cómo funcionan las zonas de despliegue. Ahora que ya has definido las zonas de despliegue en la mesa, cada jugador comenzará a colocar sus miniaturas hasta que todas las unidades hayan sido desplegadas.

Ahora ya tienes una buena idea de cómo puedes dar forma a tu ejército y definir el campo de batalla. ¡Estás preparado para comenzar tu primera partida de Star Wars: Legión! ¡Sigue atento porque en el siguiente artículo de esta serie veremos con detenimiento qué te espera cuando entras en combate por primera vez!