Esto SÍ que es un monstruo

¡Realmente eres un joven curioso! Te contaré más, puesto que me recuerdas a mí mismo. Hace ya mucho que dejé la seguridad de mi tribu, consumido por las ganas de ver mundo. Y si llevas el veneno de la aventura en la sangre, como yo, es algo de lo que nunca te arrepentirás.

Aha. Entiendo que para alguien que no ha salido nunca de su villa, un elfo resulta un ser tan extraño como inquietante. Pero créeme: no están tan mal. Están más los árboles que de un ser de sangre caliente. Sí, sí: ¡son vegetales! Son como una hiedra con forma humana. Hasta tienen hojas en lugar de pelo… pero tienen músculos. Y huesos. No tienen ciudades, ni casas. Simplemente, viven ahí. Y hay tantas razas como la de los humanos.  Por otro lado, también tienen sus dioses. Y utilizan las runas, así que…

Son muy extraños, pero le debo la vida a uno: fue una larga historia en la que un troll casi acaba conmigo… de no ser porque apareció ese elfo marrón, al que vi retirarse tras acabar con él usando uno de esos increíbles arcos.  ¿Ves? Eso lo tenemos en común. ¡Todos odiamos a los trolls!

Por cierto… ¿sabes como me dio caza ese bastardo? Prepárate: ¡iba subido sobre una mantis religiosa gigante! Te aseguro que me atemorizó mucho más la montura que el jinete.  Era enorme, con esas horribles patas dentadas… he oído que algunas tribus de trolls las usan en lugar de caballos. Hay que tener mucho cuidado si estás en una zona de vegetación frondosa. ¡Se confunden muy fácilmente!

He visto seres cabalgar bisontes o hasta lagartos gigantes. Pero nunca una de esas cosas…ni siquiera sé como llamarlo. Los Zaranistangi fueron capaces de domesticarlos… pero de aquello hace ya mucho. Imagínatelo: ¡una montura que se teleporta! Sí: yo te aseguro que aún existen. No sé cuantos, pero encontré a un grupo de ellos devorando un camello en las tierras yermas. Eran grandes y fuertes, y cuando se percataron de nuestra presencia, los bultos en su espalda brillaron… ¡y desaparecieron! 

¿El murciélago carmesí? No sé si también lo llamaría un animal. ¡Más bien parece un demonio! Nunca me lo he encontrado, y doy gracias a los dioses. He llegado a pensar que es solo una leyenda, pero me he encontrado a mucha, mucha gente, que recuerda como el Culto lunar se llevó a alguno de los suyos para usarlo como sacrificio a la bestia. Su hambre es difícil de saciar, dicen que come 100 o 200 de sus sectarios cada semana. ¡Cada semana! Los herejes de la luna blanca sufrieron su ira, y si no fuera tan difícil de controlar, estoy seguro que lo hubieran usado para atacarnos a nosotros. Es enorme, y de un color rojo sangre. Dicen que lanza sangre por los ojos, una que te roba el alma, y que tiene varias lenguas cubiertas de ácido, en vez de saliva, y la magia nada puede contra él. ¡Hasta sus pulgas son tan enormes como peligrosas! Si volviera a atacar… ¡necesitaremos verdaderos héroes para librarnos de él! 


RuneQuest estarán disponibles en tu tienda favorita a lo largo del tercer trimestre (más información aquí), ¡no te quedes sin él y haz tu reserva lo antes posible! Si quieres ampliar esta información te aconsejamos visitar su colección para conocer más detalles.  

Suscríbete a nuestro newsletter y no te pierdas ni una sola de las novedades, apúntate a nuestro canal de Telegram y sé el primero en conocer todas las noticias y síguenos en redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y canal RSS).

Cuídate mucho y no olvides seguir todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias. ¡Ánimo!