Cuando la naturaleza desafía a la magia

La historia de Warhammer 40,000 es la del eterno conflicto entre el Imperio humano y las innumerables fuerzas del Caos. Si hay dos ejércitos que encarnan a la perfección esta guerra sin fin son los Lobos Espaciales, feroces tropas imperiales que veneran a sus líderes con un ardor casi religioso (Bueno, de “casi” nada… ¡Que son Imperiales y los Imperiales se toman estas cosas muy a pecho!) y los Mil Hijos, soldados-hechiceros del Caos que canalizan su propia disformidad para sembrar… Pues eso, el caos.

El odio entre estos dos ejércitos es legendario y sus constantes enfrentamientos han servido para escribir algunas de las páginas más sangrientas de la Historia de Warhammer… ¡Y ahora también de Munchkin gracias a la nueva expansión Salvajismo y Hechicería!

Salvajismo y Hechicería incluye cuatro cartas de Ejército de los Lobos Espaciales y de los Mil Hijos así como una para cada uno de los seis ejércitos incluidos en el básico de Munchkin Warhammer 40,000. ¿Pero quiénes son estos recién llegados y por rivalizan en molonidad con los que ya se encontraban en la caja básica o en las ampliaciones aparecidas hasta la fecha?

Salvajismo y Hechicería incluye cuatro cartas de Ejército de los Lobos Espaciales y de los Mil Hijos así como una para cada uno de los seis ejércitos incluidos en el básico de Munchkin Warhammer 40,000. ¿Pero quiénes son estos recién llegados y por rivalizan en molonidad con los que ya se encontraban en la caja básica o en las ampliaciones aparecidas hasta la fecha?

Los Mil Hijos son los sirvientes mortales favoritos de Tzeentch, la Tejedora de destinos. Lo poco que queda del alma de estos antiguos marines arde con el deseo de ver caer al Imperio. Y si su aspecto y la deformidad que ocultan sus armaduras no fuera suficiente, un aura de locura psíquica les rodea constantemente. A su paso, el tiempo cambia de forma antinatural, los segundos se convierten en una eternidad y las horas en explosiones fugaces. Lo único que permite a sus enemigos mantener la cordura es el latido de sus propios corazones y los pisotones de los Mil Hijos mientras se lanzan al combate como un solo cuerpo.

Dos nuevos ejércitos y dos nuevas formas de traicionar, aniquilar y saquear a tus enemigos… Que en realidad son tus amigos, claro, pero es que esto es Munchkin Warhammer 40,000 y aquí primero se disparan los blasters y luego se hacen las preguntas.