Cambia las reglas del juego

Fluxx es un juego muy fácil de aprender porque cada carta incluye sus propias instrucciones. Es lógico pensar que la mejor forma de aprender es empezando a jugar, pero eso generalmente funciona mejor si al menos un jugador del grupo ha jugado a Fluxx anteriormente o se ha repasado las reglas con detenemiento. Por lo tanto, la primera que se juega una partida, alguien del grupo debe leerse las reglas. Pero no os preocupéis, después de que hayáis jugado unas cuantas veces, todo el mundo las entenderá.